Basado en un Programa de Detección de Malnutrición, Promoción Humana y Capacitación Nutricional, detecta niños con déficit o exceso Nutricional y de esta manera ingresan en el programa.

 

En 2017, hubo los primeros relevamientos en Bancalari. De esta forma detectamos los primeros casos y comenzamos a trabajar en conjunto con las familias.

 

A través del programa que lleva adelante CONIN a bordo de una Unidad Móvil,  en 2019, la recibimos en Bancalari, Benavidez y La Merced. Con nuestros profesionales relizamos los operativos socio-sanitarios, que, entre sus objetivos busca detectar niños con desnutrición a fin de derivarlos para su tratamiento y el de relevar el estado de situación de las zonas.

Aun siendo el objetivo principal del programa la detección de niños en condiciones de ser derivados a Centros CONIN, lleva adelante también un completo relevamiento de variables de cada vivienda tanto antropométricas como sociosanitarias en relación a trabajo, educación e infraestructura.

Siendo un programa de detección no probabilístico, sino enfocado a zonas de alta vulnerabilidad, y que las condiciones sociales y sanitarias son muy diversas de acuerdo a la zona geográfica de la que se trate, los estudios, que insumen entre 3 y 5 días por localidad.

Como parte del programa y en base a estos resultados, los niños con algún grado de desnutrición (leve, moderada o severa) son aptos para recibir el tratamiento e ingresar en el programa.

 

Hace 26 años la Fundación CONIN trabaja para quebrar la desnutrición infantil en la Argentina, con 8000 niños en programa y 25000 niños recuperados. Dándole valor a una alimentación completa, variada y adecuada, generando un ámbito propicio para que los padres o líderes capacitados, se conviertan en agentes multiplicadores de salud.

 

 

RELEVAMIENTOS

gallery/Unidad Pediatrica